Una exposición en la que los protagonistas son nuestra ciudad y su artista más célebre pero al mismo tiempo, más oscuro: Giorgione. Una ocasión para poner en valor el territorio y su historia de la que hemos formado parte con placer.

Se podrá visitar la exposición “Le Trame di Giorgione” en Castelfranco Veneto hasta el 4 de marzo de 2018, un proyecto coral donde las obras maestras del arte veneciano se entrelazan con la historia textil de la zona proponiendo nuevas interpretaciones.

Es una exposición diseminada, que comienza en la ciudad amurallada y serpentea a través de otros lugares importantes en la región del Véneto hasta Venecia.

La pieza central de la exposición es el Museo Casa Giorgione, que para la ocasión alberga obras de arte, especialmente retratos, realizados por grandes artistas del Cinquecento de la zona de la Serenísima. Además de Giorgione encontramos, por ejemplo, a Tiziano Vecellio, Giovanni Bonconsiglio, Jacopo Bassano y Paolo Veronese con sus personajes, hombres y mujeres que visten ropa refinada hecha con telas de gran valor que representaban un símbolo de estatus.

Justo de los tejidos y de la manufactura textil de Venecia procede el vínculo con otra de las almas de nuestro territorio: la productiva. Esta exposición también se basa en la colaboración de muchas organizaciones, empresas y establecimientos de alojamiento que han contribuido a la iniciativa. 

En Linea Light Group, hemos proporcionado con gusto la iluminación de las obras y tejidos en las tres plantas de Casa Giorgione en sinergia con la conservadora, la arquitecta Danila Dal Pos, que tenía las ideas muy claras respecto a la luz necesaria para esta exposición:

El museo es ante todo una casa en la que, con discreción, se ha introducido la exposición y con la misma discreción necesitaba ser iluminada, poniendo la atención en los rostros de los protagonistas y las peculiaridades de su maravillosa ropa, dejando en sombra todo lo demás.

Una iluminación que respeta conceptualmente también la figura emblemática de Giorgione de la cual se conocen solo unos pocos detalles y las dos obras que dejó a su ciudad: “Il Fregio” y “La Pala”.

Para profundizar en el proyecto de iluminación

Compartir