Proyectos

Urbino - Italia

Oratorio de San Juan Bautista

Una nueva luz para las pinturas al fresco de los hermanos Salimbeni

La joya artística de Urbino

Una de las obras maestras del gótico internacional en Italia, y perla de la ciudad de Urbino, el Oratorio de San Juan Bautista, es la sede de una de las obras más importantes de Lorenzo y Jacopo Salimbeni de San Severino Marche, que ha pasado a través de los siglos conservando su espectacularidad original.

Oratorio de San Juan Bautista

La recuperación de colores y detalles

El objetivo de la intervención de luminotecnia era sustituir la vieja instalación halógena, que resultaba anticuada, por la tecnología LED. Los numerosos vínculos, impuestos por la Cofradía de San Juan Bautista y de las Bellas Artes de Urbino, demandaban una solución que fuese lo menos invasiva posible, unos vínculos que, por otra parte, han sido enfocados como una oportunidad para el diseño: mediante los orificios presentes, se han podido crear los soportes para la nueva instalación sobre carril donde se han montado los proyectores Pound, sin menoscabar en absoluto el estado de la estructura ni de las obras. Pound, elegido por sus altas prestaciones y con su diseño depurado, se presta perfectamente para la iluminación de las pinturas al fresco espléndidas, que han recuperado la vivacidad de las escenas y, sobre todo, del color. La luz con temperatura 4000K y el CRI 95 del proyector resalta de nuevo plenamente la magnificencia original de los cuadros.
Oratorio de San Juan Bautista
Oratorio de San Juan Bautista
Oratorio de San Juan Bautista
Oratorio de San Juan Bautista
Oratorio de San Juan Bautista
Oratorio de San Juan Bautista

    Artículos relacionados

    Por consiguiente, el proyecto recupera detalles bellísimos de las pinturas al fresco con la eliminación de las zonas de sombra y la restauración de los matices más pequeños y mucho más. Un pequeño detalle olvidado, tal como los ojos de cristal del pájaro presente en la cruz, intentando alimentar las crías y combatir el demonio-serpiente que, en determinados momentos, se iluminaban y encendían con la luz entrante por una pequeña ventana tapiada en una ampliación posterior del edificio en el siglo XVIII, se ha recuperado mediante la instalación específica de uno de los proyectores con óptica a 15°, sobre la viga transversal delante del altar. La atención prestada a los detalles y los productos de alta tecnología y prestaciones son las claves del éxito de este pequeño pero gran proyecto.

    Navega por la galería

      Compartir